Llámame Knitter

Hace un año aproximadamente que empecé mi primer jersey. Si, sé que es un montón de tiempo pero todo tiene una explicación y es que, solo hago punto cuando voy a casa de mi yaya. Me preparo el café después de comer y nos sentamos en la sala de estar a marujear, siempre y cuando no esté alguna de las dos contando puntos porque como nosotras decimos, en ese momento, “parece que estemos enfadadas”.

IMG_3190

De momento, el punto solo lo hago en su casa porque cometo muchos errores, y aunque algunos ya los puedo solucionar, otros todavía no ¡y no hay cosa que más rabia me dé que ponerme a ello y no poder seguir hasta que vuelva a su casa y me los solucione!

También en mi alegato añadiré que el verano me cogió por sorpresa, y la verdad, francamente, la ilusión por terminar un jersey de punto GORDO me abandonó.

Y nos encontramos un año después, aquí y ahora con mi primer jersey terminado. Como es de suponer las cosas no salen siempre bien a la primera, de eso se trata, de aprender. Mi primer jersey, no tiene mangas y me queda grande… Las mangas quedaron desproporcionadas y no podía unirlas al cuerpo. ¡Pero no todo está perdido! Hoy empiezo un nuevo jersey y pretendo sacarle partido a esas mangas.

Anyway, me encanta mi primer jersey porque es MI PRIMER CHALECO, porque ya soy una knitter y porque he compartido ese rato con una de las personas que más quiero, mi yaya.

IMG_7238