La falda más bonita

No se si habéis visto alguna vez el anuncio de “A Belén castores“. Esa es mi madre desde que era pequeña. Pocos disfraces he llevado puestos que no haya tenido que trabajar ella, sin dormir, la noche anterior. Algunos bastante improvisados por avisar la noche anterior…

Arlequin, mariquita, marciano, angelito, princesa medieval… Hasta que me hice mayor.

Ya no le pido disfraces. ¡Todos estos años de práctica con disfraces la han convertido en una gran costurera que no puedo desaprovechar en un simple disfraz! 😉

Recuerdo el año pasado que buscando un vestido para una boda, encontré varios modelos que no me disgustaban por un precio desmesurado. Sin embargo me parecía que incluso estaban mal acabados. Pensé: “Esto mi madre lo hace mejor seguro”. Y así empezo todo…

Ya os he comentado alguna vez que raro es que mi madre me diga que no. Pues este fue el resultado:

Y después de ese resultado, este año no iba a ser menos…

Tardamos casi una hora en salir con la tela de la tienda. Yo lo tenía bastante claro pero mi madre no podía dejar de ver las colchas de casa de mi abuela cuando ella era pequeña. Todo terminó con un: ” no sé, Olga…si tu lo tienes claro…”. ¡Sí, yo lo tenía claro!

A mi me parece la falda más bonita del mundo. Porque la he elegido yo, porque la ha hecho mi madre con todo el cariño del mundo y porque no hay otra igual.

Me quedo pensando en el próximo diseño 😀

IMG_2311
Complementos: Bijou Brigitte

Guardar

Guardar

Guardar