Puglia

La segunda parte de nuestro viaje por el sur de Italia fue en Puglia, también conocida como el tacón de la bota.

El paisaje es muy distinto a la Costa Amalfitana que es más montañoso y frondoso. Puglia se parece más a lo que se espera del sur mediterráneo. Las casas blancas, los viñedos y la estepa se extienden por todo el territorio.

IMG_2165

Nosotros dormíamos en Bari, Una ciudad cuyo casco antiguo merece ser paseado varias veces. Una vez allí, cambiamos nuestros planes para terminar las noches cenando en Bari ya que la oferta de bares y restaurantes es bastante buena y diversa.

IMG_1618IMG_1619IMG_1624IMG_1626IMG_1627IMG_1632IMG_1633IMG_1641IMG_1648IMG_1650

Pero si vais a Puglia os recomiendo que os alojéis en Lecce, ya que está situado en un punto más céntrico y es más fácil moverse por todo el territorio. Nosotros no pudimos ver todo lo que teníamos planeado en esta zona debido a que las conexiones de carreteras no son muy buenas y es más largo el recorrido de lo que habíamos imaginado.

La primera parada la hicimos en Molfeta, muy cerca de Bari; con un estilo muy parecido pero más tranquilo. Comimos en un restaurante disfrutando de las primeras vistas al mar Adriático y el paseo de después fue muy agradable. Paseando por sus calle vacías intuías que en Molfeta también deben dormir la siesta.

IMG_1601IMG_1602IMG_1603IMG_1605IMG_1612IMG_1609IMG_1610

El segundo día era para Alberobello. Era otro de esos sitios que tenía apuntado desde hace tiempo y por supuesto no defrauda.

IMG_1746IMG_1747IMG_1757IMG_1842IMG_1847IMG_1805.jpg

Entramos a comprar algunos suvenirs en uno de sus Trulli y acabamos comprando casi la tienda entera en limoncellos y picantes. También nos ofrecieron la posibilidad de tomar un vino en su azotea y disfrutar de una hermosa vista de los tejados de Alberobello nosotros solos. ¡Una experiencia increible!

IMG_1696IMG_1761IMG_1824IMG_1828IMG_1829

IMG_1838
Éste es el bar/tienda

El tercer día decidimos disfrutar de las calas de la zona con sus aguas más cristalinas y frías que en la costa Amalfitana; y donde encontramos en cada una, algunos chiringuitos donde poder hacerte con cerveza fría para seguir disfrutando del paisaje un poquito más feliz 😉

Cala Porto Bianco por sus maravillosas vistas a Monopoli fue sin duda mi favorita, pero Cala Porto Rosso y Cala Paradiso son también buenas opciones.

IMG_1871IMG_1885IMG_1916

Después de habernos remojado lo suficiente, estábamos listos para dejar la cerveza y dirigirnos a Polignano a Mare para disfrutar de un buen Gin-Tónic. Este pueblo se eleva como un acantilado sobre el mar, así que los muchos miradores son puntos turísticos para una buena foto si consigues hacerte hueco entre la gente.

IMG_1937.jpg

Algo que tiene toda la zona es, insisto, la gran oferta de bares y restaurantes, que no solo es alta sino buena. Bares y restaurantes muy pintorescos que presentan al tacón de la bota como una zona moderna y juvenil.

IMG_1921IMG_1918IMG_1949IMG_1933IMG_1950IMG_1988

Una vez más decidiamos terminar la tarde-noche en Bari y disfrutar de un precioso atardecer en su pequeño puerto pesquero.

IMG_9929IMG_1656IMG_1664IMG_1657

El último día, nos armamos de valor y recorrimos 2 horas en coche para conocer la costa del mar Jónico.

Comenzamos con un paseo por el casco antiguo de Gallipoli cuyo acceso es un puente que mantiene unido el islote de tierra que se encarga de sostener algunos puestos, varias tiendas, un mercado, callejones, restaurantes y unas maravillosas vistas al mar.

IMG_2015IMG_2022IMG_2024IMG_2033IMG_2051IMG_2057IMG_2059IMG_2062IMG_2066

La siguiente parada era Porto Cesareo, La vista del pueblo desde la bahía es espectacular, casi paradisíaca. La playa y el agua, no fueron de mi mayor agrado pero la postal y el paseo por la bahía hacen que la parada merezca la pena.

IMG_2088IMG_2133IMG_2137IMG_2142IMG_2144IMG_2151

El viaje tenía que terminar con un buen baño en el mar Jónico, para eso habíamos recorrido tantos kilómetros y Punta Proscciuto había sido la playa que habíamos escogido.

Sin duda una de las mejores playas que he visto en mucho tiempo. De esta playa no hice ninguna fotografía, pero al final del video podréis verla o si tenéis curiosidad buscarla en internet.

Sí recomendaría poder visitarla en temporada baja ya que en la arena no cabe ni un alfiler; pero en cuanto entras en el agua encuentras bastante hueco como para poder sentirte solo y poder apreciar como dería ser esa playa en otra época del año. Creo que no encontramos mejor forma de dar por terminado nuestro viaje.